Bienvenidos a Tutti 2.0

Tutti 2.0 es el nombre de una orquesta no profesional formada por una veintena de músicos. Se trata de una orquesta de cuerdas, por tanto en ella sólo encontraremos violines, violas, violonchelos y contrabajos, aunque circunstancialmente puedan intervenir como invitados otros instrumentos si así lo exigen las obras a interpretar. Ninguno de los participantes en la orquesta se dedica profesionalmente a la música; sus miembros  son arquitectos, profesores, funcionarios, ingenieros, médicos, enfermeras, estudiantes, todo un abanico representativo de profesiones diversas unido por una afición común a la música.

Los instrumentos de arco, a diferencia de otros como el piano o la guitarra, son instrumentos de conjunto, siendo la orquesta la más perfecta realización de la tradición musical en su género. Tutti 2.0 trata de convertirse en un lugar de encuentro de instrumentistas de arco que se plantea como objetivo fundamental y casi único el de disfrutar de una actividad a la que han dedicado muchas horas a lo largo de su vida y que no es otra que la música a través de los instrumentos que han estudiado.

Pero es de justicia destacar, también, el mérito que adorna a este tipo de actividades no remuneradas económicamente que exigen de sus componentes estudio, renuncia a tiempo libre después del trabajo, disciplina para asistir a los ensayos, solidaridad, responsabilidad y compromiso, circunstancias todas que ennoblecen los resultados artísticos que se alcanzan.

La orquesta Tutti nació en 2003 de la mano de Martín Domínguez, profesor de violín del Conservatorio de Sabiñánigo, quien la ha dirigido durante estos años hasta el curso pasado. Ha dado conciertos en escuelas, institutos, centros culturales de Aragón. Este curso comienza nueva andadura añadiendo el calificativo “2.0” a su nombre original. Ensaya semanalmente en el IES Miguel Catalán y la dirige Miguel A. Beguería, profesor de filosofía en ese instituto y actualmente jubilado. Aprovechamos, de paso, para agradecer a la dirección del Centro su amabilidad cediéndonos un espacio que nos permite ensayar.