GEORG MUFFAT 1653 -1704

Miguel A. Beguería

Georg Muffat fue un compositor nacido en Francia, descendiente de padres escoceses, que vivió durante la segunda mitad del siglo XVII. Estudió en París con un maestro admirador del estilo de J. Baptiste Lully de manera que en su juventud Muffat asimiló y adoptó este estilo característico del primer barroco francés. Viajó por Italia y centroeuropa. Residió varios años en Salzsburgo empleado por el arzobispo. También se estableció en Viena y Praga. Murió en Passau trabajando como Kapellmeister del obispo de la ciudad.

Su obra es generosa. Escribió sonatas para varios instrumento, concerti grossi, obras para órgano, tres óperas, etc. Pero las obras que nos interesa comentar en esta entrada son las que reunió en los llamados Florilegium Primum y Florilegium Secundum. Ya el nombre elegido es original y elegante: un florilegio es un bouquet o ramillete de piezas musicales, en este caso, en vez de flores o páginas literarias que es como se acostumbra a usar esta palabra. Cada uno de los florilegios abarca siete Fascículos que contienen sendas suites para orquesta de cuerdas. En total catorce suites.

Los títulos que inventa Muffat para los fascículos, o sea, las suites, y para cada una de las danzas revelan su buena formación humanística, con un buen dominio del latín y el griego, adornado todo ello con una pizca de sentido del humor. Exponemos a continuación los títulos de los fascículos y algunos ejemplos de las danzas. Añadimos la traducción.

FLORILEGIUM PRIMUM

Fasciculus I. Eusebia (la Piedad)

Fasciculus II. Sperantis gaudia (las alegrías del que espera)

Fasciculus III. Gratitudo (la Gratitud)

Fasciculus IV. Impatientia (la Impaciencia)

Fasciculus V. Sollicitudo (la Diligencia)

Fasciculus VI. Blanditiae (la Delicadeza)

Fasciculus VII. Constantia (la Constancia)

 

FLORILEGIUM SECUNDUM

Fasciculus I.  Nobilis juventus (La noble juventud)

(Obertura, Entrée d’ Espagnols, Air pour des Hollandois, Gigue pour des Anglois, Gavotte pour des Italiens, Menuet pour des Francois, Menuet)

Fasciculus II. Laeta poesis (La alegre poesía)

(Ouverture, Les Poëtes, Jeunes Españols, Autre pour les memes, Les cuisiners, Le Hachis, Les marmitons)

Fasciculus III. Illustres primitiae (Ilustres primicias)

Fasciculus IV. Splendidae nuptiae (La boda espléndida)

Fasciculus V. Colligati Montes (Los montes unidos, las cordilleras)

Fasciculus  VI. Numae Ancila (La criada de Numa)

Fasciculus VII. Indissolubilis amititia (La indisoluble amistad)

Evidentemente los títulos tienen poco que ver con las piezas y la música que contienen pero  hay que reconocer que la vertiente poética y culta de los títulos añaden un plus a la obra. El Florilegium Primum reserva todos sus títulos al mundo de las virtudes típicas de la esfera moral del mundo romano más que del cristiano. Ciertamente, las palabras tienen vida y evolucionan por lo que nos es difícil entender el significado de Delicadeza o Constancia en boca de Muffat, seguramente también diferente del de la literatura clásica. En el segundo Florilegio hay evidentes toques de humor. “Laeta poesis” contiene números que no son sin más gigas, menuets o sarabandes, sino que gozan de título principal: los cocineros, la carne trinchada, las cazuelas…) ¿Cómo, si no es por sentido del humor, se pueden entender estas entradas de la música en las cocinas?

La Orquesta Tutti 2.0 incluye en el programa del segundo cuatrimestre del curso actual la suite del Florilegium Primum, Eusebia. Resulta chocante el nombre a menos que lo entendamos en el sentido que el autor de la obra quiso conferirle. Eusebia es palabra griega, compuesta por el prefijo “eu” (bueno) y “sebas” (piadoso), la buena piadosa, o simplemente, la piedad. Todos los nombres que comienzan con el prefijo “eu” son nombres cualitativamente positivos, Eugenio, el bien nacido, Eulogio, el bien hablado, Eutimio, el honorble, etc.

Actualmente el nombre de Eusebia es raro entre las mujeres, pero en la antigüedad era de carácter noble. Eusebia fue nada menos que el nombre de una importante emperatriz romana, allá por la mitad del siglo IV, esposa de Constancio. Sabemos de ella por el discurso del emperador Juliano, famoso por su apostasía del cristianismo en tiempos en los que esta religión iba ganando terreno al paganismo de manera imparable. La emperatriz visitó Roma en dos ocasiones y allí la llamaron “Pietas”, Piedad, o Pía.

La suite Eusebia es elegante y noble en todos sus movimientos o danzas, por otra parte características de las suites de la época. Que yo sepa, sólo hay una grabación de confianza de toda la obra de Muffat y es la realizada por Ars Antiqua Austria, grupo especializado en música barroca que se formó para interpretar y grabar toda la música austriaca de aquella época.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *